Connect with us

Entusiastas del pasado

Entusiastas del pasado

Published

on

Según la Real Academia Española, ‘Entusiasta’ es aquella persona que siente entusiasmo por algo, o por alguien.

El automovilismo ha conseguido llegar a lo que es hoy día gracias al desorbitado entusiasmo de unas personas que lucharon contra viento y marea por sacar adelante sus ideas, por competir contra otros fabricantes o por hacer lo que realmente amaban, aunque fuese algo aparentemente tan básico como conducir un vehículo de carreras.

Los inicios fueron difíciles y sombríos. A menudo se daban fallos mecánicos y los costes de compra y mantenimiento eran altos. La seguridad era una efímera pasajera que podía volverse en la contra en el momento más inesperado.

Pese a todo, la rueda del automovilismo continuó girando y avanzando. Los ingenieros mejoraron la mecánica hasta límites que hoy nos parecen imposibles. Los mecánicos se especializaron y las normas de seguridad mejoraron.

Formula1.com

Todo, gracias al automovilismo de competición, que nació en 1894 con la primera prueba deportiva. Desde entonces, las carreras no hicieron más que aumentar en número. Supuso el mejor escaparate para los fabricantes y nació un nuevo deporte repleto de amantes del pilotaje.

Pilotos que dieron todo por pilotar. Tuvieron que dejar atrás a sus familiares para ir a competir a países con un mayor número de pruebas y apoyo económico. Algunos, dejaron atrás su carrera profesional en diferentes sectores para dedicarse exclusivamente a su pasión por la conducción, dejando grandes sumas de dinero por el camino. Otros sufrieron de la efímera seguridad y se vieron envueltos en accidentes. Con suerte, salían ilesos, pero muchos otros salían gravemente heridos e incluso perdieron la vida.

Todos ellos, tanto los pilotos, como los ingenieros, como los mecánicos y hasta los espectadores, tienen algo en común. Todos han sufrido por el automovilismo. Han pasado largas horas de trabajo o han aguantado inclemencias atmosféricas por sentir el bramido de los motores.

Todo ellos son ‘Entusiastas del pasado’.

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entusiastas del pasado

6 campeones del mundo que abandonaron la Fórmula 1 y volvieron

Published

on

La Fórmula 1 es un deporte en el que todo puede cambiar de un momento a otro. Desde la muerte de Ayrton Senna en Tamburello hasta la repentina decisión de Nico Rosberg de abandonar la Fórmula 1 nada más coronarse campeón del mundo, hemos pasado por muchos momentos donde los acontecimientos han dado un giro inesperado.

Ahora, con la retirada de Fernando Alonso de la categoría reina, los hay quienes piensan que el asturiano volverá a subirse a un monoplaza de aquí a unos pocos años. Repasamos varios pilotos que, tras abandonar la Fórmula 1, volvieron a correr, algunos con más éxito que otros.

Alain Prost – tonyregan.deviantart.com

1- Alain Prost

Uno de los casos más conocidos fue la vuelta de Alain Prost para la temporada 1993 a la Fórmula 1. El piloto francés siempre ha sido conocido por su gran destreza al volante, por su amistad con Jean-Marie Balestre y por sus polémicas declaraciones.

Este último punto le costó el ser despedido de Renault al finalizar la temporada 1983 (despido que propiciaría su exitoso fichaje por McLaren), y también de Ferrari en 1991. Tras este despido, Prost anunció que no correría más en la categoría reina, pero el francés siguió al tanto de lo que sucedía en la categoría, al ser comentarista televisivo. El hecho de seguir manteniendo contactos en la Fórmula 1 hizo que el francés fichara por Williams, el equipo más fuerte del momento, y arrasara llevándose su cuarto campeonato del mundo.

Niki Lauda – pinterest.cl

2- Niki Lauda

Niki Lauda ha sido otro campeón del mundo que se retiró de la máxima categoría para luego volver por todo lo alto. El austriaco, conocido por su destreza poniendo a punto el coche para cada carrera, y por su accidente en el GP de Alemania en 1976 donde casi pierde la vida, dejó las arcas de Maranello en 1977 como campeón del mundo para fichar por Brabham por dos años, y en 1979, dijo adiós a la Fórmula 1 a la vez que su máximo rival, James Hunt, para centrarse en su aerolínea, Lauda Air, fundada ese mismo año.

Sin embargo, el austriaco volvió en 1982 con McLaren durante cuatro temporadas, y en la tercera, en 1984, ganó el campeonato del mundo tan solo medio punto por delante de su compañero, el previamente mencionado Alain Prost. Tras acabar la temporada 1985, dijo adiós definitivamente y puso fin a una trayectoria laureada que podría haber ido incluso a más de no ser por un desafortunado accidente.

Kimi Räikkönen – reddit.com

3- Kimi Räikkönen

El caso más reciente de pilotos que se han retirado para luego volver es el del piloto de Ferrari. Kimi se coronó campeón del mundo en los últimos compases del campeonato de 2007, y se retiró en 2009. Tras dos años probando fortuna en los rallies y en la NASCAR, donde su mejor posición fue un quinto puesto en el Rally de Turquía en 2010, Kimi decidió volver a la Fórmula 1 como piloto de Lotus, sin perder la personalidad por la que se le ha caracterizado siempre y dejando joyas como el «leave me alone, I know what I’m doing» durante el GP de Abu Dhabi de 2012, que posteriormente vencería. Pese a frecuentar bastante el podio, cabe destacar que el finés lleva sin ganar una carrera desde el GP de Australia de 2013.

Nigel Mansell – pinterest.com

4- Nigel Mansell

Un caso curioso es el de Nigel Mansell. El piloto encargado de llevar el FW14B a la cima, venciendo en el campeonato mundial de 1992, pidió un aumento de sueldo por ganar el campeonato, algo que se le había resistido en 1986, 1987 y 1991, años en los que acabó subcampeón. Frank Williams rechazó la petición y mandó al león a paseo.

Tras un año y medio probando suerte en la Indy, donde ganó el campeonato por delante de toda una leyenda como Emerson Fittipaldi, Mansell volvió a la Fórmula 1 para sustituir durante las últimas tres carreras en Williams a David Coulthard, quien sustituía a su vez al fallecido Ayrton Senna. Durante esas tres carreras logró su última victoria en Adelaida. El año siguiente, fichó por McLaren, pero tras solo dos carreras donde tachó el coche de poco competitivo (declaraciones de las que se arrepentiría en 2015), se retiró para siempre.

Michael Schumacher – wikipedia.org

5 – Michael Schumacher

Michael Schumacher es otro piloto que recientemente decidió volver a pilotar un Fórmula 1 años después de retirarse. El káiser luchó mano a mano por el título mundial de 2006 con Fernando Alonso, en busca de un octavo título, y a mitad de temporada anunció su retiro, dejando un legado de 91 victorias y 7 títulos mundiales, algo inédito hasta la fecha.

Tras abandonar la Fórmula 1, el káiser continuó realizando pruebas con los italianos, y en Maranello acudieron al piloto alemán para que volviera tras el accidente de Felipe Massa en Hungaroring que le hizo perderse la segunda mitad de la temporada 2009, pero el alemán se negó. En 2010, volvió de la mano de Mercedes, y siguió tanto con actuaciones memorables como Europa 2012, como polémicas como el incidente con Barrichello en Hungría 2010. Tras acabar 2012, el alemán se retiró y, tras su accidente de esquí en 2013, no ha podido ver la evolución de la escudería que le hizo volver, que se ha convertido en la reina de la era híbrida.

Alan Jones – pinterest.com

6 – Alan Jones

La vuelta menos exitosa a la categoría reina, quizá, es la de Alan Jones. El australiano, campeón del mundo en 1980, se retiró en 1981 tras acabar tercero en el campeonato mundial de pilotos. Apareció en el GP del Oeste de los Estados Unidos de 1983 pilotando para Arrows, pero tuvo que abandonar al encontrarse fatigado.

Con 39 años, decidió volver a la Fórmula 1 como piloto de Team Haas (que no tiene nada que ver con el actual Haas), pero retirándose durante las tres carreras que disputó del campeonato de 1985, y pudiendo acabar solo cuatro carreras en 1986, de las que puntuó en dos. Su mejor actuación en su vuelta en la Fórmula 1 fue un cuarto puesto en Austria, en 1986.

A esta lista de pilotos se podría sumar varios casos de pilotos que no han llegado (o sí) a vencer el Campeonato de Pilotos y han vuelto del retiro. Robert Kubica se vio obligado a dejar la Fórmula 1 por su accidente en los rallies y ya ha hecho alguna que otra aparición en los entrenamientos libres a los mandos del Williams FW41.

Jenson Button dejó su cargo de piloto titular de McLaren para dar paso a Stoffel Vandoorne, pero apareció en el GP de Mónaco de 2017 supliendo a Fernando Alonso. Paul di Resta también hizo una vuelta exprés participando el año pasado en el GP de Hungría. Felipe Massa se retiró, y posteriormente renovó para sorpresa de todos. Tras la retirada de Alonso, se piensa que tomará el rumbo de Mansell y que su destino se encuentra en la Indy. Pero la pregunta es… ¿volverá Fernando en un futuro a la categoría reina?

Continue Reading

Entusiastas del pasado

Pierre Levegh y sus 23 horas de Le Mans

Published

on

Pierre Levegh tenía un sueño, ganar la mítica prueba francesa de las 24 horas de Le Mans a bordo de un vehículo francés. Nunca lo cumplió, pero mientras luchaba por lograrlo realizó una de las mayores gestas del automovilismo.

Su verdadero nombre fue Pierre Bouillin, pero inspirado en su tío Alfred Velghe -pionero del automovilismo que participó en la Copa Gordon Bennet bajo el seudónimo Levegh-, se cambió su apellido. Tras la Primera Guerra Mundial consiguió obtener una licencia de Talbot para vender sus vehículos, ocasión que aprovechó para modificar alguna de las unidades para después hacerlas competir. Su primera participación seria llegó con el Gran Premio de Amberes de 1938, pero su verdadera pasión la encontró en las 24 horas de Le Mans. Aquel trazado reunía cada año una multitud de fabricantes y pilotos dispuestos a darlo todo por la victoria. Levegh seguía la prueba desde 1923, pero le frustraba ver como el triunfo acababa casi siempre a manos de equipos extranjeros.

En 1937, tras diez años, llegó una nueva victoria francesa en Le Mans con un Bugatti 57G Tank, lo que alentó a los fabricantes franceses. En 1938 se cumplió parte de su sueño con su primera participación gracias a sus relaciones con Talbot, compartiendo pista con otros vehículos franceses como eran los Delage y Delahaye. En aquella edición llegó a rodar en tercera posición, junto con el francés Jean Trévoux a bordo del Talbot T150C, pero un fallo mecánico le apartó de su sueño.

Talbot no volvió a ofrecerle una unidad para las 24 horas de Le Mans hasta 1951. Mientras tanto, pilotó monoplazas de Gran Premio, incluyendo las temporadas 1950 y 1951 de la recién estrenada Formula 1, donde participó en seis Grandes Premios. Todos ellos fueron a bordo de un Talbot-Lago T26C.

Pinterest.com

En 1951, con una edad ya avanzada, Talbot le volvió a ofrecer un asiento, mano a mano con René Marchand. Parte de su objetivo lo logró, pues acabó las 24 horas en cuarta posición, pero su sueño aún estaba incompleto.

Levegh sabía que se podía sacar más rendimiento del Talbot T26 y su motor de seis cilindros en línea. Desgraciadamente, por muy insistente que se mostrase, Talbot nunca le permitió probar sus ajustes en sus monturas. La única opción era pedir una montura propia a la fábrica, el nuevo biplaza T26 GS Spyder de 1952. Lo modificó con bielas aligeradas y carburadores Weber gemelos 45DCO en lugar de los Solex de los Talbot oficiales.

En las 24 horas de Le Mans, Levegh, ya perro viejo, decidió no tirar desde el principio, reservando la mecánica, esperando un error de sus rivales. Estos eran los Jaguar C-Type, los Ferrari 340 y los temibles Mercedes-Benz W194. Sabía que eran más rápidos y que en los primeros compases sufriría por igualarse a ellos, pero a cuatro horas del inicio ya estaban fuera de carrera todos los Jaguar, mientras que los Ferrari comenzaron a sufrir un acusado desgaste de embrague. El Gordini T15S de Robert Manzon y Jean Behra tomó el liderato, seguido del Mercedes-Benz de Karl Kling y Hans Klenk.

Petrolicious.com

Al caer la temida noche, el Mercedes Benz tuvo problemas, la dinamo dejó de cargar y Levegh aprovechó la ocasión para ponerse segundo, quien había ido subiendo posiciones desde la sexta posición, siempre presionando pero nunca desgastando la mecánica.

Llegó la noche y los equipos cambiaron sus pilotos, pero no Levegh, quien se mantenía en el coche desde el comienzo de la carrera. Su pasión le llevó a aguantar horas al mando del Talbot,  rozando un sueño que se veía solo frustrado por el Gordini que le precedía. Pocas horas después, el Gordini paró en boxes con problemas de frenos. El mismísimo Amédée Gordini se negó a continuar y Levegh se puso líder de carrera.

El nerviosismo de su esposa y René Marchand afloraba, con un exhausto Levegh que continuaba liderando, seguido de las monturas de la armada alemana.

Petrolicious.com

Una parada más, un último tanque de combustible y una última oportunidad para persuadir a un hombre obsesionado de su locura o alentar un esfuerzo sobrehumano que haría historia. El jefe de Talbot, Tony Lago, le instó a reducir su ritmo, mientras su esposa y René Marchand le miraban con ojos preocupados. Marchand intentó sacarlo de la cabina, pero fue empujado. La victoria estaba solo a un Gran Premio de distancia, pero el germen del desastre ya se había sembrado y solo era cuestión de tiempo.

Solo quedaba una hora para el final. El Mercedes Benz pilotado por Hermann Lang pasó bramando por las abarrotadas tribunas de la línea de meta, seguido del W194 de Niedermayr. Detrás de ellos, solo vacío. Faltaba el Talbot de Pierre Levegh. Hay quien dice que desde allí se escuchó el alarido de rabia. Su sueño se volvió a esfumar cuando el Talbot rompió la caja de cambios, supuestamente tras un error al engranar una de las marchas.

Petrolicious.com

Con este agrio sabor de boca, ya recuperado por el enorme esfuerzo de la carrera, Levegh decidió no rendirse y volvió a intentarlo durante tres años más, hasta que en 1955 perdió la vida pilotando el Mercedes 300SLR durante las 24 horas de Le Mans, donde se vio envuelto en el mayor accidente de Le Mans en el que también murieron 82 espectadores.

Su sueño, al igual que su vida, acabó en el circuito que amaba.

Años más tarde apareció en la revista ‘The Autocar’ una explicación de Pierre Levegh con respecto a la prueba de 1952. Durante la carrera detectó una vibración que podía acabar destrozando la mecánica del Talbot. Dudando de Marchand, su única opción para mantener vivo el motor era pilotarlo el solo.

Crazywheels.spb.ru

Continue Reading

Twitter

MomentoGP's Twitter avatar
MomentoGP
@MomentoGP

🔸 Dominio de Tänak por la tarde que deja medio enfilado el rally 🔸 Dani Sordo es quinto y se marca un día de remon… t.co/0tqy3yDsXk

MomentoGP's Twitter avatar
MomentoGP
@MomentoGP

🔸 @OttTanak aumenta su distancia con @thierryneuville tras cometer un pequeño error. 🔸 @DaniSordo en tiempos de c… t.co/XcGOYP9dsA

MomentoGP's Twitter avatar
MomentoGP
@MomentoGP

🔸 Fernando Alonso más cómodo en la dunas tras los test con Toyota 🔸 Su próximo reto será Rally Harrysmith 400… t.co/uvAANwnBmC

MomentoGP's Twitter avatar
MomentoGP
@MomentoGP

🔸 No tendremos más información con los paneles led en la IndyCar 🔸 Problemas de compatibilidad con el chasis oblig… t.co/yKeZ0TuO6L

MomentoGP's Twitter avatar
MomentoGP
@MomentoGP

🔸 Tänak aventaja a Neuville en un viernes nada afortunado para Dani Sordo. 🔸 El español acababa la segunda jornada… t.co/eJtlqUQar2

Facebook

Meta

Populares

Copyright © 2017-2019 MomentoGP.
Este sitio web no es oficial y no está asociado en ningún modo con el grupo de compañías de la Fórmula 1. F1, FORMULA ONE, FORMULA 1, FIA FORMULA ONE WORLD CHAMPIONSHIP, GRAND PRIX y marcas relacionadas son marcas registradas de Formula One Licensing B.V.